Tipos de grasas y sus diferentes aplicaciones

En este artículo vamos a intentar despejar las dudas que os surjan en relación a qué tipo de grasa será la más adecuada para cada caso, para ello es recomendable que tengamos una pequeña noción de que es una grasa, de qué se compone, y qué propiedades tienen los diferentes tipos.

Para ello vamos a entrar en detalle en los aspectos más destacados de una grasa, sin pretender hacernos unos expertos en este tema, vamos a tratar sólo lo que nos interesa conocer para que llegado el momento, sepamos qué tipo usar para cada caso que se nos presente. Es muy habitual cuando pedimos un tubo de grasa en un establecimiento de bicicletas, que nos den el primero que cojan, y en ocasiones nos dicen que es muy buena, que es la mejor, etc., y probablemente el dependiente que nos atienda no conozca en profundidad el producto y por consiguiente desconocerá para qué aplicaciones se debe usar esa grasa, es cierto que no siempre se dan estos casos, pero si tenemos el conocimiento suficiente, podemos evitar gastar dinero en un producto que no nos dará el rendimiento que deseamos. Otro punto interesante es que en una tienda de bicicleta, los productos que podemos encontrar suelen ser de fabricantes que comercializan las grasa como específicas para bicicletas, haciéndonos ver que son las más apropiadas y únicas para bicicletas. Al igual que los aceites para horquillas o líquidos de frenos, las grasas también la podemos encontrar en otros establecimientos, probablemente más económica y con más diversidad de tipos, pero para ellos es conveniente conocerlas bien.

La grasa lubricante es un material semifluido que se compone principalmente por tres elementos, el primero es el “Espesante” el segundo el “Aceite base” y por último los “Aditivos”. 

El Espesante es el encargado de darle más o menos consistencia a la grasa, o sea que esté más espesa o más fluida, actúa como si de una esponja se tratara, posee multitud de poros, los cuales son los encargados de retener el aceite lubricante, la misión es liberar el aceite lubricante durante el proceso de lubricación y posteriormente absorberlo para evitar fugas por evaporación en los calentamientos.

El porcentaje de espesante que lleva una grasa oscila entre el 3 y 25%, estos porcentajes guardan relación en función a la viscosidad del aceite lubricante que llevan, a mayor viscosidad del aceite necesitaran menor cantidad de espesante y a menor viscosidad mayor cantidad de espesante para que el aceite no escape del espesante.

Existen diferentes tipos de espesantes, se pueden clasificar como Jabones metálicos (simples o complejos), espesantes con base no jabonosa y espesantes inorgánicos. 

-Jabones Metálicos Simples

-Jabones de Litio

-Jabones de Calcio

-Jabones de Aluminio

-Jabones de Sodio

-Jabones Metálicos Complejos

-Jabones complejo de Litio

-Jabones complejo de Calcio

-Jabones complejo de Aluminio

-Bases no Jabonosas

-Poliurea

-Inorgánicos

-Bisulfuro de Molibdeno

-Grafito

-Sílice

-Cerámicos

El NGLI (National Lubricating Grease Institute), establece una clasificación de las grasas en función de su consistencia y se dividen en nueve grupos según la siguiente tabla.

El siguiente componente y más importante de la grasa es el Aceite lubricante que ocupa un porcentaje de entre el 75 y 95%, por lo que influye mucho en las características y comportamiento de las grasas. Al escoger una grasa lo primero que tenemos que tener claro es el tipo de aceite base que deseamos, ya que va a ser el encargado de ejercer la lubricación. Aquí influyen dos aspectos la viscosidad y la composición, a nosotros lo que más nos importa para las grasas que usaremos en la bicicleta es su composición, las cuales pueden ser de base mineral, sintética y bases vegetales, las más usadas en grasas que nos pueden interesar en nuestra bicicleta son:

-Bases Minerales

-Parafínicas

-Nafténicas

-Bases Sintéticas

-Polialfaolefinas (pao)

-Ésteres

-Poliglicoles (glicoles polialquenos)

-Siliconas

-Perfluoropolietileno (pfpe)

El último componente de las grasas son los Aditivos, que ocupan una proporción de entre el 0 y el 10%, la misión fundamental de los aditivos es mejorar las características de las grasas, al igual que se  hace con los aceites. Los aditivos influyen en los comportamientos de las grasas, sus principales factores son: 

-Requerimientos de la aplicación

-Compatibilidad (Reacciones químicas)

-Consideraciones ambientales (Biodegradabilidad, olor, etc.)

-Color

-Coste

No vamos a entrar mucho en detalle de todos los aditivos, ya que son muchos y de nombres complejos que nos sonaran a chino, pero quizás uno de los más difundidos en las grasas que aplicamos a nuestras bicis es el Teflón, también se usan algunas que contienen ceras, pero lo más importante de los aditivos es que tengan propiedades antioxidantes, anticorrosivas y antidesgaste. Otro aspecto importante de los aditivos es su compatibilidad a la hora de mezclar dos tipos distintos de grasas, las grasas no deben mezclarse a no ser que sean compatibles ya que harán una reacción química y perderá la función de lubricación, entre otras cosas, ante la duda lo mejor es no mezclarla, os dejo una tabla de compatibilidades.

Incompatibilidades entre diferentes grasas según el espesante

I: Incompatible

B: Medianamente compatible

C: Compatible

Un consejo para evitar mezclar dos tipos de grasas diferentes, es realizar un desengrase de la zona donde vamos a aplicar la grasa, eliminando todos los restos de grasas antiguas.

Los elementos que debemos lubricar con grasa en una bicicleta son los siguientes:

-Dirección

-Bujes de ruedas

-Ejes de pedalier

-Fundas de cables

-Ejes de pedales

-Articulaciones (Bicicletas dobles)

-Pivotes articulación frenos V-Brake, carretera y cantiléver

-Mandos de los desviadores

-Retenes de horquillas

-Núcleo del casette (Alojamiento de la piñonera)

-Cierres rápidos de ruedas

-Muelles de los desviadores (En las partes móviles lubricar con aceite)

-Tija del sillín y cierre rápido

-Manetas frenos V-Brake, carretera y cantiléver

-Pivotes de los amortiguadores traseros

La cadena es conveniente lubricarla con aceites, la viscosidad la elegiremos en función a la estación del año, usando una viscosidad alta en verano y baja en invierno.

En los casos de alojamiento de los rodamientos sellados como por ejemplo los que van alojados en la caja del pedalier para los sistemas B-30, o en las articulaciones de las bicicletas dobles que llevan también rodamientos alojados en dichas articulaciones se debe usar grasa de montaje, también llamada pasta antigripante, suele ser de color blanca y muy pegajosa, no está definida como una grasa lubricante, ya que no tiene base de aceites, se aplica en los sitios donde no existen fricciones, también se aplica en los elementos roscado, como por ejemplo en las roscas de los pedales. Estas pastas se fabrican también para cuadros de carbono. 

La principal misión de la grasa de montaje, es evitar que con periodos prolongados de tiempo, cuando tengamos que extraer o sustituir algún rodamiento, éstos no se gripen y dañen los elementos del cuadro, también se suele usar en aquellos elementos que lleven casquillos embutidos.

Para los casos de rodamientos abiertos como por ejemplo nos podemos encontrar en los ejes de los bujes, se puede usar la grasa de Litio, hay que tener presente que todas las grasas que contengan aceites minerales son muy perjudiciales para los elementos plásticos o retenes, la grasa de Litio es una de ellas, así que precaución con aplicar esta grasa en zonas donde tengamos combinaciones de elementos plásticos, aplicar solo en elementos metálicos.

Para las direcciones, pivotes en general, ejes de pedalier, muelles de los desviadores, manetas de frenos, en definitiva para todos los elementos que están expuestos a la intemperie,  os recomiendo usar grasa con Teflón, que aparte de ser una grasa sintética y no dañar a los elementos plásticos, tiene la función de que es repelente a la humedad y es sellante para los agentes químicos externos. Es una grasa que se puede usar también para todos los puntos de engrase de la bicicleta.

Para las fundas de los cables es mejor usar una grasa sami- liquida sintética, son más fluidas que las demás y las hay también con teflón o siliconas, van bastante bien para los sitios de engrase donde no están expuestos a la intemperie, suelen ser de color azul, aunque pueda que algún fabricante personalice la suya en otro color.

Existen en el mercado una diversidad de grasas de buena calidad que pueden servirnos para el engrase de nuestra bici, pero no os compliquéis mucho a la hora de decidiros u os volveréis locos. Yo os recomiendo una grasa sintética que contenga teflón que prácticamente nos va a servir para todo.

Para la tija va muy bien las que llevan siliconas y también se puede usar la los mandos de cambios, ya que al ser sintética no nos dañará loas partes plásticas.

Tener presente que los rodamientos sellados no necesitan ser engrasados, tiene una vida útil y cuando toque, habrá que sustituirlos por unos nuevos. Tanto en los bujes como en las direcciones o en los ejes de pedalier, nos podemos encontrar rodamientos sellados o rodamientos abiertos o enjaulados, sólo debemos de engrasar éstos últimos.

Los retenes de las horquillas también se deben de engrasar para hacerlos más estancos a la humedad y otros elementos externos, normalmente se engrasan cuando se montan nuevos, después ya no es necesario volver a engrasarlos, lo haremos cuando lo tengamos que volver a sustituir. Para ello van muy bien las grasas con Teflón y siliconas.

Por último para los cierres rápidos podemos usar cualquier tipo, preferentemente sintética, igualmente que para el núcleo de la piñonera. Como habréis podido ver, grasas hay muchas para distintas aplicaciones, pero para nuestra bici nos bastará con usar dos tipos o tres como mucho, al igual que los aceites, para invierno y para verano. A modo de recordatorio deciros que lo más importante de las grasas es evitar no mezclarlas para que no se contamine, por eso os recomiendo que si una grasa os va bien, uséis siempre la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *